Logo Tienda mi

Kitty

Tu

Tienda Hello Kitty

todo lo que imagines
y mucho más...


Kitty

Kitty, la gatita omnipresente

Kitty no tiene boca para que la gente pueda proyectar sus sentimientos en ella. Parece feliz cuando la gente es feliz. Parece triste cuando ellos están tristes”. La diseñadora Yuko Yamaguchi respondió así cuando le preguntaron por qué su personaje carecía de boca. Y si este era realmente su propósito, realmente lo consiguió. Hoy en día esta famosísima gatita inexpresiva conecta con las emociones de las legiones de seguidores que tiene esparcidas por todo el mundo. Prueba de ello es su omnipresencia. Su cara está en todas partes: prendas de ropa, joyas, muebles, maletas, estuches, diademas, uñas, fundas de móviles, en la televisión y en internet. No sólo es una marca rentable sino que ha ido más allá. Ha conseguido trasladar la sonrisa que no tiene a millones de niños y adultos.

Kitty es un icono pop. Llana y simplemente. Una estrella internacional de rasgos sencillos y amigables extremadamente fáciles de identificar. Tiene cara de gatita, cuerpo de niña y un coqueto lacito en la oreja izquierda. Su biografía dice que nació en Londres aunque es de sobras conocido que tiene raíces niponas ya que su creadora fue la también diseñadora japonesa Yuko Shimizu. Le encantan las tartas de manzana que prepara su madre, colecciona cositas pequeñas, tiene una hermana gemela y, aunque pueda parecer paradójico, tiene una gatita como mascota. Y es que, tal y como reveló Sanrio (la empresa creadora), Kitty es en realidad… una niña!. Una pequeña adorable con orejas de gatita, ojos pequeños y nariz respingona. La “amiga” que todos los niños quieren tener.



Kitty Happy Birthday

El personaje de Sanrio que nunca pasa de moda

Su eterna apariencia infantil disimula su edad real, 40 años, pues Sanrio la lanzó al mercado en 1974. Lejos de ser un impedimento, el tiempo ha jugado a favor de Kitty convirtiéndola en una marca de prestigio, como el buen vino que mejora con los años. Inicialmente fue concebida para ser la imagen de un monedero hecho de vinilo. Su público era claramente infantil y la idea funcionó entre los niños japoneses. Pero lo más sorprendente vino después. Sanrio se dio cuenta que esta niña-gatita sin sonrisa también podía seducir a un público más crecidito, ya que daba a los adultos la oportunidad de volver a jugar como niños. Este cambio audaz no sólo caló en Japón, donde Hello Kitti ya gozaba de popularidad, sino que se expandió por todo el mundo. De repente, adolescentes y jóvenes adultos empezaron a simpatizar con el personaje y su “kawaii”, palabra japonesa que literalmente significa “bonito” y filosofía detrás de la cual se esconde la gatita.



Productos Kitty

La gatita Kitty es una marca en auge

Aunque siempre ha mantenido su esencia, los productos de Kitty se han adaptado a las exigencias del mercado adulto abandonado los colores pasteles para abrazar tonos más intensos como el negro o el rojo. Incluso sus creadores han impulsado una línea de artículos para hombres con el objetivo de ampliar todavía más el mercado. A mediados de la década pasada Sanrio fabricó más de 50.000 artículos con el sello de Kitty y la lista no ha parado de crecer. Hoy podemos encontrar DE TODO. Lo que era inicialmente en una marca de ropa y complementos se ha convertido en un logo que se imprime en casi cualquier objeto. Hasta los objetos más inverosímiles encontramos a la pequeña cabezona: papeles higiénicos, bolsas de la compra, tostadoras… Kitty ha trascendido sin duda a lo material para convertirse en parte del imaginario colectivo de varias generaciones. Hasta la cantante canadiense Avril Lavigne le ha dedicado una canción. En ocasiones así diríamos que el cielo es su límite, si no fuera porque hace unos meses su cara angelical apareció a bordo de un satélite espacial japonés.



Kitty Espacio

Diversión asegurada con el video de Kitty: